La llegada de las vacaciones

La segunda quincena de agosto suele ser los días de descanso por excelencia. Ese momento en el que tu cuerpo y tu mente buscan el equilibrio y el descanso por unos días.

Vivimos el segundo verano en época de pandemia y, por eso, hay dos grandes tipos de viajero. Aquel que es previsor y ya lo tiene todo reservado y otro que se va guiando por como varia la situación y decide en los últimos días cuál será su destino elegido. Si te encuentras en el segundo público tenemos un par de ideas que es muy probable que te ayuden a decidirte.

¿Sabes que Benicàssim es el lugar perfecto para refugiarte unos días? ¡Así es! La localidad costera es un lugar idílico rodeado de mar y montaña a su vez, que acoge tanto el turismo de relax como el familiar. Una infinidad de planes para disfrutar al aire libre.

Nuestra recomendación es que vengas a  Palasiet Thalasso Clinic & Hotel y disfrutes de una estancia única. Cojas nuestras bicicletas por la mañana y te recorras la vía verde que une Benicàssim y Oropesa por una ruta llena de vegetación desde la que puedes contemplar La Renegà. Al volver, puedes disfrutar de nuestras instalaciones estupendas, relajarte en la piscina e incluso hacer algún tratamiento de nuestra clínica de talasoterapia. Para terminar la noche no hay nada mejor que cenar en nuestro Restaurante Natural o en el Club Palasiet viendo como atardece en el Mediterráneo.

¿Te apuntas? Visitando la tienda online puedes reservar tu estancia o tratamientos individuales. Además, ahora también puedes disfrutar de noches mágicas todos los sábados en Palasiet con sus espectáculo Jazz bajo las estrellas.

Entradas relacionadas