Compensando los excesos del verano

A puntito de alcanzar la mitad del mes de septiembre y con el otoño asomando la cabeza, son muchas las personas que ya dan por terminado el verano 2019. Atrás quedaron las cervecitas en nuestro Club Palasiet, las comidas con amigos, la gastronomía local de nuestro lugar de vacaciones, las tardes tomando el sol. Ya tenemos las pilas cargadas y estamos preparados para enfrentarnos de nuevo a la rutina, pero tal vez ahora sea nuestro cuerpo el que nos pida un pequeño reseteo de estas semanas de pequeños excesos.

En Thalasso Hotel El Palasiet siempre recomendamos comer y beber con moderación para no tener que compensar posteriormente los excesos, pero sabemos que en algunos momentos del año es especialmente difícil cumplir este buen propósito saludable. Estos son nuestros consejos para recuperar la normalidad lo antes posible:

1.     Ejercicio. El calor intenso ya no es una excusa. Las temperaturas aún son agradables, así que caminar al trabajo, subir a casa por las escaleras y evitar el ascensor o cambiar la charla en una terraza por un paseo con amigas son pequeños pasos que nos ayudarán a sentirnos mejor y a recuperar poco a poco la actividad física moderada. En un par de semanas, podemos volver a nuestros deportes habituales.

2.     Organización. Hay pocos momentos más caóticos que el verano. Ahora, planificar los menús nos hará no ir a salto de mata para comprar ni para cocinar, lo que se traduce en alimentarnos mejor y tirar siempre menos comida. Esto es especialmente importante si comemos en el trabajo,  ya que es donde solemos sucumbir a los ultraprocesados por la falta de tiempo.3.     Rutinas. Si tus rutinas de antes del verano te resultaban cómodas, vuelve a ellas. Intenta cenar y acostarte lo bastante temprano como para tener un descanso adecuado. Recupera tus rutinas de belleza y de cuidado. ¿Eras de salir todos los viernes después del trabajo a tomar algo con los compañeros? ¡Vuelve a hacerlo! Si, por el contrario, tus rutinas no terminaban de resultar cómodas para tu vida, ahora es el momento perfecto para cambiarlas

3.     Rutinas. Si tus rutinas de antes del verano te resultaban cómodas, vuelve a ellas. Intenta cenar y acostarte lo bastante temprano como para tener un descanso adecuado. Recupera tus rutinas de belleza y de cuidado. ¿Eras de salir todos los viernes después del trabajo a tomar algo con los compañeros? ¡Vuelve a hacerlo! Si, por el contrario, tus rutinas no terminaban de resultar cómodas para tu vida, ahora es el momento perfecto para cambiarlas 

Entradas relacionadas

sit diam risus. Aenean suscipit Donec Praesent ut non