Decálogo para no aumentar de peso en verano

Home Entradas Decálogo para no aumentar de peso en verano
Decálogo para no aumentar de peso en verano

Decálogo para no aumentar de peso en verano

El Palasiet Nutrición y dietética 7 julio, 2016 Comments

Los aperitivos, las quedadas con la familia y los amigos, los viajes, ese break en la terraza después del trabajo,… ¿Es posible mantener una alimentación sana durante el verano? La respuesta es muy sencilla: Sí, si sabes cómo. Irene Domínguez, responsable de alimentación del Thalasso Hotel El Palasiet nos da 10 consejos para no subir de peso durante el verano.

Las claves para tener una alimentación sana:

  1. Controlar el consumo de bebidas azucaradas, gaseosas o cervezas. Que sí, que todos muchas veces caemos en la tentación y, cuando llega, el verano es inevitable no acabar en alguna terraza. Una cantidad moderada de este tipo de bebidas es aceptable, pero si la aumentamos, al final del verano aumentaremos una talla. Un té frío o infusiones con hielo, limón y una hojita de menta pueden ser un buen plan b.
  2. Consumir fruta. Aprovecha la increíble variedad de fruta de temporada. Te aportará vitaminas y minerales, además calman la necesidad de tomar dulces.
  3. Hidratarse. Teniendo en cuenta las altas temperaturas del verano es fundamental que estemos siempre hidratados. Recuerda: El cuerpo necesita al menos 1,5 a 2 litros de agua.
  4. Comer verdura fresca. Una buena ensalada o gazpacho no deberían faltar nunca a lo largo del día.
  5. Seguir comiendo legumbres. No debemos dejar de tomar legumbres, y una buena forma de hacerlo para alejarnos del puchero en verano es preparar por ejemplo un tabulé de lentejas o judías blancas.
  6. Compensar las comidas. Parece que el verano es sinónimo de la típica comida familiar, que si la cena con los amigos, el picnic del domingo, la comida en la piscina, etc. Si durante una semana has tenido varias comidas sociales, puedes compensarlas cenando 2 o 3 días una ensalada variada de frutas o un yogur desnatado.
  7. Consumir antioxidantes. Aumentar el consumo de antioxidantes es beneficioso para prevenir el exceso de radicales libres que, debido a la radiación solar, son causantes del envejecimiento y de algunas enfermedades. Aguacates, moras, frambuesas, arándanos, uvas, brécol y zanahoria son frutas y verduras ricas en antioxidantes.
  8. Helado. Modera el consumo de helados, un buen batido de frutas casero te refrescará, y además lo hará de forma saludable.
  9. Controlar los aperitivos. Debemos poner atención intentando controlar y escoger mejor los aperitivos. Por ejemplo, una bolsa de 40gr de >papas equivale a 207kcal, mientras que unos pepinillos y cebolletas en vinagre son menos de 10kcal.
  10. Pasear. Por la mañana, por la tarde o por la noche. Siempre puede ser un buen momento para compartir un paseo por la playa en verano. Eso sí, mejor si es por la zona donde rompen las olas, es buenísimo para la circulación y, además, oxigenarás todos los órganos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    79 − = 75

et, vel, sed diam eleifend venenatis, dolor. quis ut commodo luctus